20 de enero de 2022 jueves II (1 S 18, 6-9; 19, 1-7)

Cuando Saúl oyó el canto que decía: «Saúl mató a mil, David a diez mil», la envidia y los celos se apoderaron de su corazón y deseó eliminar David. ¡Cuántas veces, Señor, mentalmente he deseado eliminar a personas que no hacían las cosas como yo creía que las tenían que hacer!

Señor, que la envidia y los celos no entren dentro de mí.

Abadia de Montserrat20 de enero de 2022 jueves II (1 S 18, 6-9; 19, 1-7)

19 de enero de 2022 miércoles II (1 S 17, 32-33. 37. 40-51)

El primer libro de Samuel nos describe cómo David vence el prepotente Goliat. La historia la conocemos bastante bien; es la lección que a menudo podemos sacar de la Biblia: la debilidad que es bendecida por Dios gana a la fuerza desmedida de la maldad. Ahora es bueno recordar a Pablo cuando dice: «Cuando me siento débil, es cuando soy verdaderamente fuerte».

Señor, que sepa hacer uso de la fortaleza de la debilidad y rechace la debilidad de la fuerza.

Abadia de Montserrat19 de enero de 2022 miércoles II (1 S 17, 32-33. 37. 40-51)

18 de enero sábado Misa por la unidad de los cristianos (So 3, 16-20)

Hoy empezamos la semana de plegarias por la unidad de los cristianos. La lectura de Sofonías empieza así: «No tengas miedo Sión, no dejes caer las manos, el Señor, tu Dios, lo tienes dentro, como Salvador poderoso». Tomar conciencia de que Dios está dentro de todos los cristianos es quizás una de las labores más importantes para descubrir el valor de cada persona. ¿Qué haces para descubrir el amor de Dios y compartir tu experiencia con los que te rodean?

Señor, reúnenos y haz que sepamos vivir el gozo de tenerte como Pastor y Salvador.

Abadia de Montserrat18 de enero sábado Misa por la unidad de los cristianos (So 3, 16-20)

17 de enero de 2022 lunes II (1 S 15, 16-23)

Samuel comunica a Saúl que ha quedado descartado como rey por no haber obedecido profundamente al Señor. Samuel recuerda que «la obediencia vale más que el sacrificio, y la docilidad, más que la grasa de carneros». Es que seguir Dios pide la respuesta hasta las entrañas, nunca se contenta con gestos que pueden estar bien, pero que no valen si no te implicas hasta el fondo del alma.

Dame Señor un corazón para escucharte y la voluntad de obedecerte.

Abadia de Montserrat17 de enero de 2022 lunes II (1 S 15, 16-23)

16 de enero de 2022 Domingo II de Tiempo Ordinario (Is 62, 1-5)

El profeta Isaías anuncia que el amor de Dios se manifestará de una manera similar a como el novio está contento de tener la novia. El pueblo creyente, como una novia, será «corona fúlgida en la mano del Señor y diadema real en la palma de tu Dios». Nosotros formamos parte de este pueblo creyente, nosotros somos como una novia en manos de su esposo. ¿Qué es lo que hace evidente este hecho?

Señor, que sepamos descubrir y agradecer el don de tu amor.

Abadia de Montserrat16 de enero de 2022 Domingo II de Tiempo Ordinario (Is 62, 1-5)

15 de enero de 2022 sábado I (1 S 9, 1-4. 10b. 17-19; 10, 1a)

Samuel unge a Saúl como rey y le dice cuál es la misión que, a partir de ahora, tendrá que llevar a cabo: «Tú regirás al pueblo del Señor y lo librarás de la mano de los enemigos que lo rodean».

Roguemos para que nuestros gobernantes lo sepan hacer así.

Abadia de Montserrat15 de enero de 2022 sábado I (1 S 9, 1-4. 10b. 17-19; 10, 1a)

14 de enero de 2022 viernes I (1 S 8, 4-7. 10-22a)

El pueblo pide a Samuel: «Nómbranos, por tanto, un rey, para que nos gobierne, como se hace en todas las naciones». Cuando Samuel le pregunta a Dios, éste le responde: «No es a ti a quien rechazan, sino a mí, para que no reine sobre ellos». El peligro que a menudo tenemos es que cuando deseamos ser iguales, miméticamente, como los demás, tal vez perdemos con ello, lo esencial: Dios como punto de referencia. ¿Por qué deseo ser tan parecido a los valores que los demás tienen, olvidándome de mis valores?

Señor que mi respuesta salga pura de mi corazón, que no esté descolorida por mimetismos.

Abadia de Montserrat14 de enero de 2022 viernes I (1 S 8, 4-7. 10-22a)

13 de enero de 2022 jueves I (1 S 4, 1-11)

Hoy Samuel nos describe la historia de una derrota. Para el pueblo de Israel es una derrota aplastante porque habían perdido lo que era lo más importante para ellos, el Arca de la Alianza, signo de la presencia liberadora de Dios. A lo largo de nuestra vida podremos vivir momentos en que nos sentimos profundamente derrotados, abrumados y absolutamente solos; tanto, que parece que hemos perdido nuestra referencia de Dios. Es posible que, si no lo hemos vivido personalmente, sí hemos conocido quien lo ha sufrido. ¿Cómo reaccionar?

Señor, que en los momentos de prueba me acuerde de tu experiencia en la cruz.

Abadia de Montserrat13 de enero de 2022 jueves I (1 S 4, 1-11)

12 de enero de 2022 miércoles I (1 S 3, 1-10. 19-20)

Hasta tres veces el Señor llama a Samuel y éste, a pesar de que no reconoce la llamada del Señor, no duda de responder: «aquí estoy», para acabar respondiendo: «Habla, Señor, que tu siervo te escucha».

Hoy, cada uno podría hacer suya esta oración.

Abadia de Montserrat12 de enero de 2022 miércoles I (1 S 3, 1-10. 19-20)

11 de enero de 2022 martes I (1 S 1, 9-20)

Ana, la mujer humillada debido a su esterilidad hace esta oración: «Señor del universo, si miras la aflicción de tu sierva y te acuerdas de mí y no olvidas a tu sierva, y concedes a tu sierva un retoño varón, lo ofreceré al Señor por todos los días de su vida,… ». Fijémonos en el gesto de Ana: pide lo que no tiene, para retornarlo de nuevo a Dios. Cuántas veces pedimos cosas para quedárnoslas y no para ofrecerlas.

Señor, que la pobreza de Ana toque mi corazón.

Abadia de Montserrat11 de enero de 2022 martes I (1 S 1, 9-20)

10 de enero de 2022 lunes I de Tiempo Ordinario (1 S 1, 1-8)

Ser estéril para una mujer israelita era una vejación muy grande. La lectura de hoy nos presenta esta situación con dos añadidos que la hacen más dolorosa: la estéril Ana recibe sólo una porción de la víctima ofrecida a Dios, mientras que Fenina recibía muchas más a causa de sus hijos. Y es esto lo que hería a Ana: «Su rival la importunaba con insolencia hasta humillarla pues el Señor la había hecho estéril». Cuántas veces, cuando nos sentimos seguros, tenemos la mala costumbre de manifestarnos de manera tal que humillamos a otros.

Señor, enséñame a ser discreto.

Abadia de Montserrat10 de enero de 2022 lunes I de Tiempo Ordinario (1 S 1, 1-8)

9 de enero de 2022 Domingo El Bautismo del Señor (Is 40, 1-5. 9-11)

Leer el texto de hoy a la luz de la celebración del Bautismo del Señor nos habla del compromiso de Dios con Jesús, y la misión de Jesús con los hombres. Entonces cuando oímos: « Dios, el Señor, llega con fuerza, su brazo domina… Como un pastor apacienta el rebaño, su mano lo reúne. Lleva en brazos los corderos, cuida de las madres», vemos que la fuerza que irradia esta experiencia será para nosotros la luz que nos guiará cuando nos ponemos en camino hacia ese Dios que ama a Jesús y nos ama a cada uno de nosotros. ¿A qué te compromete tu bautismo?

Señor, qué grande eres. Que sea digno de tu grandeza.

Abadia de Montserrat9 de enero de 2022 Domingo El Bautismo del Señor (Is 40, 1-5. 9-11)

8 de enero de 2022 sábado (1 Jn 4, 7-10)

No hay vuelta de hoja, la primera carta de Juan lo dice bien claro: «Dios es amor. » Y más adelante lo explicita más: «En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación para nuestros pecados». El amor de Dios, pues, se manifiesta dando lo mejor que tiene, su Hijo, la vida. ¿Qué haces para corresponder al amor de Dios?

Señor, casi no me atrevo a decirlo, pero deseo decirlo: Te amaré toda la vida.

Abadia de Montserrat8 de enero de 2022 sábado (1 Jn 4, 7-10)

7 de enero de 2022 viernes (1 Jn 3, 22 – 4, 6)

Hay criterios y criterios. Miremos qué nos dice la carta de Juan: «Nosotros somos de Dios. Quien conoce a Dios nos escucha, quien no es de Dios no nos escucha».

Ahora bien, ¿nuestra vida «explica» a la sociedad que amamos a Dios y queremos a nuestros hermanos?

Señor, que siempre sea signo de tu Amor.

Abadia de Montserrat7 de enero de 2022 viernes (1 Jn 3, 22 – 4, 6)

6 de enero de 2022 jueves EPIFANÍA DEL SEÑOR (Is 60, 1-6)

«Jerusalén… la gloria del Señor amanece sobre ti». Cuando nació Jesús, los creyentes tenían a Jerusalén como el culmen de su referencia religiosa. Cuando Isaías nos dice que sobre ella amanece la gloria del Señor, nos invita a saber ver – con la imagen del amanecer que lleva la luz después de la oscuridad de la noche-, como la fuerza, la gloria de Dios, se convierte en la referencia fundamental que no debemos perder nunca de vista, a pesar del pecado, la oscuridad. Si podemos ver todo lo que significa Jerusalén, si podemos distinguir nuestras referencias religiosas, es gracias a la luz de Dios que, como el amanecer, nos trae Jesús.

Señor, que, como los magos, sepa orientarme en la práctica de mi fe, agradeciendo siempre Tu fuerza salvadora en todos los hombres.

Abadia de Montserrat6 de enero de 2022 jueves EPIFANÍA DEL SEÑOR (Is 60, 1-6)

5 de enero de 2022 miércoles II después de Navidad (1 Jn 3, 11-21)

Hoy Juan nos invita a dar un paso más cuando afirma: «En esto hemos conocido el amor: en que él dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar nuestra vida por los hermanos». No sé si te pasa, pero no dar la vida por los demás no es tanto por falta de coraje, como por el miedo de perder mi propia vida.

Señor, ¡ayúdame a superar este instinto de conservación que me paraliza!

Abadia de Montserrat5 de enero de 2022 miércoles II después de Navidad (1 Jn 3, 11-21)

4 de enero de 2022 martes II después de Navidad (1 Jn 3, 7-10)

Aquí tenemos una respuesta a la pregunta de ayer: «En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del Diablo: todo el que no obra la justicia no es de Dios, ni tampoco el que no ama a su hermano».

Señor, que vea siempre, en este mundo tan competitivo, el camino del amor que obra siempre el bien.

Abadia de Montserrat4 de enero de 2022 martes II después de Navidad (1 Jn 3, 7-10)

3 de enero de 2022 lunes II después de Navidad (1 Jn 2, 29 – 3, 6)

Juan afirma: «Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él».

¿Qué te parece? El mundo no te reconoce porque tiene sus motivos: ¿cuáles son?, o ¿el mundo te reconoce porque actúas como el mundo?

Señor, que mi vida sea suficientemente clara para que todos me vean como un hijo digno de Ti.

Abadia de Montserrat3 de enero de 2022 lunes II después de Navidad (1 Jn 2, 29 – 3, 6)

2 de enero de 2022 Domingo II después de Navidad

Sir 24, 1-2. 8-12

Si, en el texto de hoy del libro del Eclesiástico, asimilamos la palabra sabiduría con una manera de manifestarse Dios mismo, y, por nuestra parte, estamos convencidos de que es una manera de acercarse a la inmensidad de la revelación de Dios, el final del párrafo que la Iglesia nos propone reflexionar, nos será fácil reconocer la experiencia del Emmanuel: «Arraigué en un pueblo glorioso, en la porción del Señor, en su heredad».

Digamos todos juntos una palabra, y no nos cansamos de repetirla: ¡gracias!

Abadia de Montserrat2 de enero de 2022 Domingo II después de Navidad

31 de diciembre de 2021 Viernes Día 7º de la Octava de Navidad

1Jn 2, 18-21

Lo que hoy nos propone que reflexionemos la carta de St. Juan es la preocupación que tenía para con aquellos que, diciéndose doctores de la vida de fe, lo que dicen y lo que hacen van en sentido contrario, por eso no duda de tildarlos: «se han vuelto anticristo». Y desde esta experiencia nos dice al final: «ninguna mentira viene de la verdad».

Que todo lo que haga sea coherente con lo que he escuchado, porque yo no sea un anticristo; es decir, una persona que pervierte la verdad recibida.

Abadia de Montserrat31 de diciembre de 2021 Viernes Día 7º de la Octava de Navidad

30 de diciembre de 2021 Jueves Día 6º de la Octava de Navidad

1Jn 2, 12-17

«Y el mundo pasa, y su concupiscencia. Pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre».

Si te lo crees di menudo: Señor, ¿qué quieres que haga?

Abadia de Montserrat30 de diciembre de 2021 Jueves Día 6º de la Octava de Navidad

29 de diciembre de 2021 Miércoles Día 5º de la Octava de Navidad

1Jn 2, 3-11

A menudo deseamos orientaciones para saber si vamos bien por nuestro camino espiritual. Hoy Juan nos da una: «En esto conocemos que estamos en él. Quien dice que permanece en él debe caminar como él caminó». Toda una tarea para toda una vida. Hoy, ¿qué me propongo hacer como Él hizo?

Señor, que en el camino de la vida siempre descubra Tu huella.

Abadia de Montserrat29 de diciembre de 2021 Miércoles Día 5º de la Octava de Navidad

28 de diciembre de 2021 Martes Los Santos Inocentes

1Jn 1, 5 – 2, 2

Juan en su carta nos dice: «si confesamos nuestros pecados, él, que es fiel y justo, nos perdonará los pecados y nos limpiará de toda injusticia». ¿Qué puede querer decir aquí reconocer los pecados? Porque conocerlos, sí que los conocemos; pero ¿reconocerlos…?

¡Abre mis ojos a tu luz!

Abadia de Montserrat28 de diciembre de 2021 Martes Los Santos Inocentes

27 de diciembre de 2021 Lunes S. Juan Apóstol y Evangelista

1Jn 1, 1-4

Si nos esforzamos por interiorizar cada día el mensaje que Jesús nos dirige, también podremos hacer nuestras estas palabras de Juan: «Eso que hemos visto y oído os lo anunciamos, para que estéis en comunión con nosotros y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo».

Yo quiero estar contigo cada día, porque cada día es Tuyo.

Abadia de Montserrat27 de diciembre de 2021 Lunes S. Juan Apóstol y Evangelista

26 de diciembre de 2021 Domingo dentro de la Octava de Navidad La Sagrada Familia

1S 1, 20-22.24-28

La oración que hace Ana de ofrenda de su hijo es impresionante: «Señor mío, por tu vida, yo soy la mujer que estuvo aquí en pie junto a ti, suplicando al  Señor. Por este niño suplicaba y el Señor me ha concedido lo que pedía; por eso yo también se lo cedo al Señor y quedará cedido al Señor mientras viva». Hoy día, ¿te parece posible que pase algo parecido? ¿Por qué?

Señor, yo te reconozco como mi Dios, que sepa reconocer que lo que tengo es obra de Tus manos.

Abadia de Montserrat26 de diciembre de 2021 Domingo dentro de la Octava de Navidad La Sagrada Familia