11 de abril de 2021 – Domingo II de Pascua

Hechos de los Apóstoles 4:32-35

Hoy el libro de los Hechos de los Apóstoles nos propone un ideal de vida: «El grupo de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma: nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía, pues lo poseían todo en común» ¿Este es tu ideal? ¿Cuál es tu ideal de vida, y por qué?

Señor que mi ideal sea coherente y en sintonía con Tu amor.

Abadia de Montserrat11 de abril de 2021 – Domingo II de Pascua

10 de abril de 2021 – Sábado de Pascua

Hechos de los Apóstoles 4:13-21

Ante la fuerza de su testimonio, Pedro y Juan son amenazados. La respuesta a las amenazas es muy clara: «¿Es justo ante Dios que os obedezcamos a vosotros más que a él? Juzgadlo vosotros. Por nuestra parte no podemos menos de contar lo que hemos visto y oído» Nosotros que somos miembros de la Iglesia somos sucesores de Pedro y Juan, ¿crees que hemos hecho como ellos,… No dejar de decir lo que hemos visto y oído? ¿Y qué hemos visto y oído?

Abadia de Montserrat10 de abril de 2021 – Sábado de Pascua

9 de abril de 2021 – Viernes de Pascua

Hechos de los Apóstoles 4:1-12

La catequesis de Pedro no es bien acogida por los principales de la ciudad, pero Pedro vuelve a dar testimonio de su fe en un ambiente hostil y dice lo que cree. ¿Somos capaces de exponer el contenido de nuestra fe, a pesar de que el ambiente no sea favorable?

Señor, acuérdate de los que no tiemblan ante los adversarios de su fe y, si yo me encuentro ante ellos, que el miedo no me absorba, sino que me ilumine la convicción de que vivo en la verdad.

Abadia de Montserrat9 de abril de 2021 – Viernes de Pascua

8 de abril de 2021 – Jueves de Pascua

Hechos de los Apóstoles 3:11-26

Ayer veíamos como Pedro curaba un inválido; hoy el libro de los Hechos de los Apóstoles nos dice que, como consecuencia de este hecho, Pedro hace una catequesis a sus conciudadanos. ¿A qué se debe que, nosotros, ante un hecho positivo, seamos tan discretos a comentarlo en nuestro entorno?

Señor, que el coraje de Pedro sea también mi coraje.

Abadia de Montserrat8 de abril de 2021 – Jueves de Pascua

7 de abril de 2021 – Miércoles de Pascua

Hechos de los Apóstoles 3:1-10

Un hombre inválido en la puerta del templo pide caridad y Pedro le responde: «No tengo plata ni oro, pero te doy lo que tengo: en nombre de Jesucristo Nazareno, levántate y anda». Ante el que me pide, ¿somos capaces de dar en el nombre de Jesús, o damos, cuando lo hacemos, en nuestro propio nombre?

Señor, que todo el bien que yo sea capaz de hacer dé testimonio de que, en el fondo, tú lo haces y yo sólo soy un instrumento.

 

Abadia de Montserrat7 de abril de 2021 – Miércoles de Pascua

6 de abril de 2021 – Martes de Pascua

Hechos de los Apóstoles 2:36-41

Es impresionante ver que cuando Pedro dijo a los judíos: «Con toda seguridad conozca toda la casa de Israel que al mismo Jesús, a quien vosotros crucificasteis, Dios lo ha constituido Señor y Mesías». Al oír esto, se les traspaso el corazón». ¿Qué nos falta a nosotros para tener la convicción de Pedro y mover los corazones a arrepentirse?

Señor, si Pedro es la Iglesia y yo soy Iglesia, ¡dame la convicción de Pedro!

 

Abadia de Montserrat6 de abril de 2021 – Martes de Pascua

5 de abril de 2021 – Dilluns de Pascua

Hechos de los Apóstoles 2:14.22b-33

Los Hechos nos recuerdan el primer discurso de Pedro. La argumentación es para demostrar que Jesús de Nazaret está vivo, y cita a David que, según Pedro, se refería a Jesús; dice: «Veía siempre al Señor delante de mí, pues está a mi derecha para que no vacile. Por eso se me alegró el corazón, exultó mi lengua, y hasta mi carne descansará esperanzada».

¿Es de esta manera cómo yo vivo el evento de la Pascua? Señor, que mi corazón sea una auténtica fiesta, ahora y siempre.

 

Abadia de Montserrat5 de abril de 2021 – Dilluns de Pascua

4 de abril de 2021 – Domingo de Pascua

Hechos de los Apóstoles 10:34a.37-43

Hoy es la fiesta más grande del año litúrgico. Celebramos la resurrección de Jesús. La primera lectura de la Eucaristía nos recuerda lo que es esencial en nuestra fe. Es Pedro el que subraya lo que es verdaderamente importante. Con Pedro lo hará toda la Iglesia, y por tanto, cada uno de nosotros. Sería muy bueno que recordáramos de memoria lo que Pedro anuncia de lo que él es testigo; para que también cada uno de nosotros hiciéramos como Pedro. Pedro se hace creíble. También nosotros tenemos que ser creíbles. Pero lo seremos poco cuando nuestro testimonio no es capaz de explicarlo desde la experiencia de la fe. Primero hay que pensar de qué, en esencia, tengo que dar testimonio. ¿Qué es, en esencia, lo que yo vivo desde mi experiencia de fe?

Señor, quiero vivir el misterio de tu amor. Señor, te pido ayuda: enséñame a agradecértelo.

Abadia de Montserrat4 de abril de 2021 – Domingo de Pascua

3 de abril de 2021 – Sábado Santo

¿Cómo harás hoy para estar atento al paso del Señor? ¿Qué esperas de Cristo?

Señor, que sienta en mis entrañas el silencio de la muerte, para que pueda escuchar el estallido de la vida cuando sea la hora.

Abadia de Montserrat3 de abril de 2021 – Sábado Santo

2 de abril de 2021 – Viernes Santo

Isaías 52:13 – 53:12

Cristo obedeció, se humilló por nosotros, por amor, y es por ello que con su muerte nos dio la VIDA. En Él está todo el sufrimiento del hombre, todo el pecado, todo el mal. Buscar la humillación, el sufrimiento, obedecer «a ciegas» no tiene mucho sentido, si no nos mueve el amor. Si nuestra humillación responde sólo a un deseo espiritual de unión con Dios, sin el amor, esa humillación será una especie de ritual externo, con el que en lugar de practicar la humillación, estaremos buscando la aprobación, el reconocimiento, la aplauso de los demás. Si mi humildad, mi obediencia nace del amor dará fruto porque poco a poco mi corazón egoísta, avaro, cerrado irá muriendo, y así mejorarán mis relaciones con los demás: me humillaré, obedeceré y moriré para los demás. Nosotros, con nuestra actitud, podemos hacer que el sufrimiento de Jesús no haya sido inútil.

Señor, dame fuerza para ser capaz de cargar con el sufrimiento del mundo: el mal, el egoísmo, la mentira… y con el perdón, transfórmalo todo en amor, en vida.

Abadia de Montserrat2 de abril de 2021 – Viernes Santo

1 de abril de 2021 – Jueves Santo

Éxodo 12:1-8.11-14

En este día los cristianos celebramos la última cena de Jesús con sus discípulos. Es la instauración de la Eucaristía.

En el libro del Éxodo encontramos explicados todos los preparativos para la cena pascual y el Señor instituye un memorial para celebrar la liberación del pueblo de Israel. Con la última cena celebramos y anunciamos la salvación que nos viene de Dios. Jesús, el Cordero, nos da su cuerpo y su sangre, su VIDA, que nos dará la fuerza que necesitamos para amar como lo hizo Él: es el mandamiento nuevo. La Eucaristía nos debe mover a abrir nuestro corazón a los hermanos, a amar más y más con una donación total como la de Jesús. Es una invitación al amor, por eso hoy la Iglesia celebra el día del amor fraterno.

En la última cena, dio prueba de cómo quería a los discípulos, con el gesto del lavatorio de los pies. Él, el Maestro, sirve a los discípulos, sin distinciones, incluso sirve al que lo iba a entregar. No es extraño que los discípulos se sorprendieran ante el gesto de Jesús; su actitud escapa a toda razón humana, en nuestra vida de cada día no estamos acostumbrados a que un «superior» sirva a un » inferior»; por el contrario, el superior, a veces puede llegar a abusar, del inferior. Jesús cambia todo esto. ¿Estoy dispuesto a amar y servir a todos? ¿También a mis enemigos, como Jesús hizo con Judas? Cuando sirvo, ¿lo hago con humildad y alegría? ¿Hago uso abusivo de mis situaciones de privilegio?

Hoy, una vez terminada la celebración, comenzará la Adoración del Santísimo. Adoramos al Amor, en silencio, y dejémonos penetrar por su fuerza.

Abadia de Montserrat1 de abril de 2021 – Jueves Santo

31 de marzo de 2021 – Miércoles Santo

Isaías 50:4-9a

Todas las palabras del texto de Isaías, que hoy nos propone la Iglesia, son como un eco de todo lo que Jesús vivirá en estos días santos; a nosotros nos queda la posibilidad de admirar cómo Jesús, por nosotros, acepta su misión con serenidad y coraje. Es difícil de subrayar una frase; todas y cada una son buenas para contemplar. Con todo propongo que nos hagamos nuestra la siguiente y la pensemos cuando estos días lo acompañamos a través de la pasión: «… endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado». Sólo lo puede decir un inocente.

¿Lo puedo decir yo? Ahora, mira la Cruz. Calla. Dios te hablará.

Abadia de Montserrat31 de marzo de 2021 – Miércoles Santo

30 de marzo de 2021 – Martes Santo

Isaías 49:1-6

En este segundo canto del Siervo de Yahvé ¿a quién identificamos cuando dice: «El Señor me llamó desde el vientre materno… Hizo de mi boca una espada afilada,?» ¿Quién es este Siervo a quien se le dice: «te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra»?

Con el salmista di: Mis labios dirán a todos cómo me ayudáis.

Abadia de Montserrat30 de marzo de 2021 – Martes Santo

29 de marzo de 2021 – Lunes Santo

Isaías 42:1-7

Estos tres primeros días santos la Iglesia nos propone leer unos fragmentos que se conocen como cantos del Siervo de Yahvé. En cada uno de ellos vemos que encarnan en la persona de Jesús. Hoy cuando leemos: «Yo, el Señor, te he llamado en mi justicia, te cogí de la mano, te he formé e hice de ti alianza de un pueblo y luz de las naciones, para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la cárcel, de la prisión a los que habitan en tinieblas». Podemos ver la acción de guía y de misericordia de Jesús. ¿Reconoces en ti que Jesús ha obrado de este modo? ¿Y en nosotros, en la Iglesia, y en la sociedad?

El Señor nos ilumina y nos salva.

Abadia de Montserrat29 de marzo de 2021 – Lunes Santo

28 de marzo de 2021 – Domingo de Ramos

Isaías 50:4-7

Las palabras de Isaías: «El Señor Dios me abrió el oído; yo no resistí ni me eché atrás», podríamos pensar que es Jesús mismo quien las dice. Es la experiencia de su pasión y cruz, para obedecer la voluntad del Padre. Un gesto tan fuerte y tan comprometido, nunca el sabremos valorar lo suficiente, pero esta imposibilidad no debe impedir que, una y otra vez, admiremos la fuerza del testimonio de Jesús, y que nos dejemos impregnar por esta oblación. ¿Es que acaso te da miedo el que tú puedas hacer la experiencia? ¿Qué sentido tiene tu vida? ¿Es redentora, salvadora como cristiano que eres?

Señor, que el oído de mi corazón esté siempre dispuesto a escucharte.

Abadia de Montserrat28 de marzo de 2021 – Domingo de Ramos

27 de marzo de 2021 – Sábado V de Cuaresma

Ezequiel 37:21-28

Ezequiel nos recuerda que el deseo de Dios es hacer del pueblo de Israel, dispersado en medio de otros pueblos, uno solo. Para lograr esto, hoy, Jesús ha dado su vida. Que esta semana santa que vamos a empezar tengamos una palabra dentro de nosotros y que el pronunciamos con un respeto infinito: GRACIAS!

Abadia de Montserrat27 de marzo de 2021 – Sábado V de Cuaresma

26 de marzo de 2021 – Viernes. Lecturas de libre elección de la V semana de Cuaresma

2 Reyes 4:18b-21.32-37

El relato que nos propone hoy es la experiencia en la que se encuentran algunos padres cuando un hijo muere casi repentinamente. Es importante fijarse en la reacción de la madre cuando nos dice: «Entonces la madre lo dejó en la cama del hombre de Dios». Es como si dijera: Dios me lo puede salvar. Quizás convendría subrayar dos cosas que hace Eliseo; una: «rogó al Señor»; la segunda: se puso sobre el cuerpo del chico, esto nos recuerda el relato de la creación cuando Dios dio el aliento de vida al hombre, la actitud es prácticamente la misma. El hijo vuelve a la vida, y la madre nos dice que: «se le echó a los pies, y se postró». Esta actitud final de la mujer, ¿la has puesta en práctica alguna vez? Si hay alguien que nos da la vida es Dios mismo: ¿cómo valoras tu vida y la de los demás?

Señor que descubra el don de la vida y con el salmista no pare de decirme: «os contemplaré hasta saciarme»

Abadia de Montserrat26 de marzo de 2021 – Viernes. Lecturas de libre elección de la V semana de Cuaresma

25 de marzo de 2021 – Jueves. La Anunciación del Señor

Isaías 7:10-14; 8:10

Hoy, nueve meses antes del nacimiento de Jesús nos es anunciado que Dios estará con nosotros. En este tiempo de cuaresma, en el que seguimos paso a paso la donación de Jesús, nos damos cuenta del significado que tienen la palabra: «Emmanuel» Dios está con nosotros.

Que el Señor me abra el corazón a su misterio.

Abadia de Montserrat25 de marzo de 2021 – Jueves. La Anunciación del Señor

24 de marzo de 2021 – Miércoles V de Cuaresma

Daniel 3:14-20.91-92.95

Nabucodonosor, nos cuenta el libro de Daniel, quería que Sidrac, Misac y Abdénago, adoraran la estatua de oro que él había hecho erigir. Estos se niegan y son arrojados al fuego; pero, protegidos por Dios, son salvados de quemarse. Nosotros quizás no viviremos una situación extrema como Sidrac, Misac y Abdénago, pero es necesario que nos revisemos si con nuestras actitudes ponemos nuestra confianza (por aquello de tener los pies en el suelo) en cosas materiales y no en Dios.

Señor, que siempre sepa escoger, y que siempre te elija a Ti.

Abadia de Montserrat24 de marzo de 2021 – Miércoles V de Cuaresma

23 de marzo de 2021 – Martes V de Cuaresma

Nombres 21:4-9

El libro de los Números nos describe cómo el pueblo, al pasar por el desierto, pierde la confianza en el Señor; el texto nos dice: «… habló contra Dios». Aparece entonces la serpiente venenosa que fácilmente recuerda la serpiente de Adán y Eva; es decir, la tentación en la que se puede caer fácilmente si se pierde la fe y, por eso, mucha gente moría a causa de las picaduras de la serpiente (caer en la tentación). La vida sólo es restaurada por la fe en la acción que Moisés hace. A nosotros nos recuerda la acción de Jesús clavado en cruz que, por la fe, nos redime los pecados.

Señor, ante las dificultades de esta vida, Auméntanos la fe.

Abadia de Montserrat23 de marzo de 2021 – Martes V de Cuaresma

22 de marzo de 2021 – Lunes V de Cuaresma

Daniel 13:1-9.15-17.19-30.33-62

Hoy se nos propone reflexionar sobre la historia conocida con el nombre de «casta Susana». Ella, por causa del mal, representado por los dos jueces ancianos, es condenada injustamente; e hizo esta oración: «Dios eterno, que ves lo escondido, que lo sabes todo antes de que suceda, tú sabes que han dado falso testimonio contra mí…». Viene a ser una anticipación de lo que le pasó a Jesús, condenado también injustamente. Pero el mensaje de fondo nos describe lo que hace Dios: Dios salva. Cuando el profeta Daniel desenmascara la raíz del mal, el libro comenta: « toda la asamblea se puso a gritar bendiciendo a Dios, que salva a los que esperan en él». ¿Cuántas veces has tenido la misma actitud que tuvieron los de la asamblea del pueblo?

Señor, Tú conoces lo más profundo de mi corazón, hizo que no habite la maldad.

Abadia de Montserrat22 de marzo de 2021 – Lunes V de Cuaresma

21 de marzo de 2021 – Domingo V de Cuaresma

Jeremías 31:31-34

La gran tarea de Dios, desde que el hombre salió del paraíso, es intentar una y otra vez rehacer el vínculo con los hombres que muchas veces tomó el nombre de alianza; pero esta palabra, con el paso de los tiempos, se ha ido envolviéndolo de sentidos diferentes. Hoy, por ejemplo, se nos recuerda: « No será una alianza como la que hice con sus padres, cuando los tomé de la mano para sacarlos de Egipto», sino que será de otra manera muy sugerente y comprometedora, porque la alianza consistirá: «Pondré mi ley en su interior y la escribiré en sus corazones; yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo». Para mí, ¿qué significa dejar que Dios escriba su voluntad en mi corazón?

Señor, con el salmista, te pido, que hagas renacer en mí un espíritu firme.

Abadia de Montserrat21 de marzo de 2021 – Domingo V de Cuaresma

20 de marzo de 2021 – Sábado IV de Cuaresma

Jeremías 11:18-20

El final del texto que la Iglesia nos propone hoy, puesto en boca de Jeremías, nos dice: «Señor del universo, que juzgas rectamente, que examinas las entrañas y el corazón, deja que yo pueda ver cómo te vengas de ellos, pues a ti he confiado mi causa». Estas palabras las puedo decir yo, siempre que tenga conciencia de que conmigo ruega toda la Iglesia, y tienen un sentido mucho más penetrante cuando, pronunciando la palabra justicia no la asociamos a la palabra venganza, sino a misericordia, amor, perdón.

Señor, que vea que haces justicia.

Abadia de Montserrat20 de marzo de 2021 – Sábado IV de Cuaresma

19 de marzo de 2021 – Viernes. San José

2 Samuel 7:4-5a-12-14a.16

Natán profetiza a David su sucesión. Pero con una lectura desde la perspectiva de Jesús, fácilmente veremos cómo las palabras de Natán a David pueden también hacer referencia a Jesús; así por ejemplo, le dice: «… Al que salga de tus entrañas le afirmaré su reino, (Jesús anunciaba que el reino ya estaba aquí). Será él quien construya una casa a mi nombre. (¿No es cierto que Jesús hablaba del templo reconstruido en tres días, haciendo referencia a Él mismo? Jesús es el verdadero templo). Yo seré para él un padre y él será para mí un hijo. (¿No es verdad que Jesús se dirige a Dios como Padre?).

Señor, que mi perspectiva de la historia sea como la que tú tienes.

Abadia de Montserrat19 de marzo de 2021 – Viernes. San José

18 de marzo de 2021 – Jueves IV de Cuaresma

Éxodo 32:7-14

¿Se indigna Dios por el mal comportamiento de su pueblo? Hoy la lectura del Éxodo responde a esta pregunta; también nos habla de la capacidad de intercesión de Moisés y, termina: «Entonces se arrepintió el Señor de la amenaza que había pronunciado contra su pueblo».

La respuesta al salmo interleccional es la mejor oración que puede surgir de nuestros labios tras conocer las reacciones que se describen en el Éxodo: Acuérdate de nosotros, por amor a tu pueblo, Señor.

Abadia de Montserrat18 de marzo de 2021 – Jueves IV de Cuaresma