24 de junio de 2022 viernes El Sagrado Corazón de Jesús (Ez 34, 11-16)

Hay imágenes que explican mucho mejor el significado de una fiesta que todo un tratado de teología, porque subrayan unas actitudes en la vida que son fundamentales y, además, describen la relación de Dios con los hombres. Cuando hoy, la Iglesia nos invita a celebrar el Sagrado Corazón de Jesús, el texto de Ezequiel es como un tesoro de vida: «Yo mismo apacentaré mis ovejas y las haré reposar… Buscaré la oveja perdida, recogeré a las descarriadas; vendaré a las heridas; fortaleceré a la enferma; pero a la que está fuerte y robusta la guardaré: la apacentaré con justicia». Cada una será atendida según sus necesidades. Así Dios lo hace por ti; ¿y tú lo haces igual por los demás?

Señor, ayúdame a ver en los demás sus necesidades, y que yo ponga en práctica la generosidad que me enseñas.

Abadia de Montserrat24 de junio de 2022 viernes El Sagrado Corazón de Jesús (Ez 34, 11-16)

23 de junio de 2022 jueves El Nacimiento de San Juan Bautista (Is 49, 1-6)

Si leemos el texto de Isaías, sus palabras nos evocan la figura de Juan; por ejemplo, cuando dice: «El Señor me llamó desde el vientre materno, de las entrañas de mi madre, y pronunció mi nombre. Hizo de mi boca una espada afilada, … «Tú eres mi siervo, Israel, por medio de ti me glorificaré». Podríamos encontrar muchas más. ¿Qué nos impresiona más de la figura de Juan Bautista? ¿Tú desearías vivir de manera semejante, con la fuerza y la misión de su espíritu?

Señor, que, como Juan, yo sea un instrumento para anunciar tu don.

Abadia de Montserrat23 de junio de 2022 jueves El Nacimiento de San Juan Bautista (Is 49, 1-6)

22 de junio de 2022 miércoles XII (2R 22, 8-13; 23, 1-3)

El pueblo, con el paso del tiempo, había olvidado lo que prescribía el libro de la Ley, que, anteriormente, siempre había sido el punto de referencia de su fe. Hoy nos describe cómo reencuentran este libro y, se dan cuenta, de cuán lejos están del cumplimiento de la Ley porque: «nuestros padres no obedecieron las palabras de este libro haciendo lo que está escrito para nosotros». En el Concilia Vaticano II ocurrió algo parecido en algunos aspectos. Fue un descubrir que para ser fieles a Dios teníamos que ir a las raíces de nuestra fe, leyendo la Palabra de Dios. ¿Tú qué has hecho en concreto? ¿Cómo has ido a fondo en tu fe y en la lectura de la Palabra de Dios?

Señor, que nunca deje de reflexionar tu Palabra y sea fiel.

Abadia de Montserrat22 de junio de 2022 miércoles XII (2R 22, 8-13; 23, 1-3)

21 de junio de 2022 martes XII (2R 19, 9d-11.14-21.31-35a.36)

El libro de los Reyes nos cuenta como Senaquerib, rey de Asiria, desafía el pueblo creyente diciéndole que Dios no tiene ninguna fuerza para detenerlo. Ezequías ruega al Señor y le responde que protegerá el pueblo, de tal manera, que no se harán efectivas las amenazas de Senaquerib. Podemos tener, a veces, el sentimiento que nos rodea una mentalidad que nos hace dudar de nuestra fe; hay toda una corriente de opinión que parece que se impone a la sensibilidad de los que creen. La oración puede ser la mejor defensa, como la que hizo Ezequías; hay, sin embargo, que sea sincera y abierta a la realidad que te rodea. ¿Tu oración es así?

Señor, aunque vea como triunfa la malicia de los hombres, que no pierda la confianza en ti.

Abadia de Montserrat21 de junio de 2022 martes XII (2R 19, 9d-11.14-21.31-35a.36)

20 de junio de 2022 lunes XII (2R 17, 5-8.13-15a.18)

La narración de hoy es un resumen de la infidelidad del pueblo de Israel y muchos fueron deportados, es decir, perdieron su identidad cultural porque ya antes se habían dejado seducir por otras formas culturales, y esto les llevó a la pérdida de la conciencia creyente. Nos lo dice así: «Esto sucedió porque los hijos de Israel habían pecado contra el Señor, su Dios, que los había sacado de la tierra de Egipto, sustrayéndolos a la mano del faraón, rey de Egipto; porque dieron culto a otros dioses y siguieron las costumbres de aquellas naciones que el Señor había expulsado ante ellos». ¿Cuáles serían aquellas cosas que de ninguna manera los creyentes de hoy en día no debemos perder para conservar nuestra propia identidad de creyentes?

Señor, necesitamos profetas que nos lleven por el buen camino de la fe.

Abadia de Montserrat20 de junio de 2022 lunes XII (2R 17, 5-8.13-15a.18)

19 de junio de 2022 Domingo de Corpus Christi (Gn 14, 18-20)

En el texto de hoy aparece un personaje que lo encontramos en la recitación de la oración eucarística I, cuando después de la consagración del pan y del vino, el sacerdote dice: «Mira con ojos de bondad esta ofenda y acéptala, como aceptaste   … la oblación pura de tu sumo sacerdote Melquisedec». Esto hace referencia al texto de hoy cuando dice: «Melquisedec… sacó pan y vino. Como era sacerdote del Dios Al-altísimo…» Todo sacerdote cuando presenta una ofrenda a Dios, nunca lo hace únicamente por sí mismo, sino en nombre de todos; tú, cuando ofreces algo a Dios, ¿le das la misma intención que debe tener el sacerdote?

Señor, que mi generosidad tenga amplitud de miras, que como los sacerdotes tenga presentes a todos, especialmente a los que más lo necesitan.

Abadia de Montserrat19 de junio de 2022 Domingo de Corpus Christi (Gn 14, 18-20)

18 de junio de 2022 sábado XI (2Cr 24, 17-25)

Los jefes del país de Judá piden al rey un cambio; y esto les lleva a abandonar la casa de Jehová y «sirvieron a los cipos y a los ídolos». El espíritu del profeta Zacarías se levanta contra esta situación y es asesinado. Y el relato nos cuenta cómo entra la decadencia en las costumbres del pueblo. El deseo de cambio casi es connatural en cada generación, pero cabe preguntarse por qué queremos cambiar, y en qué.

Señor, que mi deseo de cambio sea siempre para servirte y no para servirme.

Abadia de Montserrat18 de junio de 2022 sábado XI (2Cr 24, 17-25)

17 de junio de 2022 viernes XI (2R 11, 1-4.9-18.20)

La historia que hoy que nos cuenta el libro de los Reyes es muy parecida a otras historias donde, la ambición del poder, llega a cegar tanto, que pisa, sin miramientos, el derecho de quien debería ser legítimo heredero. La historia de los hombres siempre la encontramos repleta de ambiciones. Quizás nosotros no hemos llegado a matar, pero, a veces, hay críticas que, exageradas, de algún modo matan el prestigio y, todo ello, porque no nos han elegido a nosotros.

Pon en tu corazón la oración del salmo: «mi corazón no es ambicioso, ni mis ojos altaneros; no pretendo grandezas que superan mi capacidad.»

Abadia de Montserrat17 de junio de 2022 viernes XI (2R 11, 1-4.9-18.20)

16 de junio de 2022 jueves XI (Sir 48, 1-15)

La lectura que nos propone la Iglesia es un elogio a la acción del profeta Elías. Recordar los hechos que nos han ayudado a crecer como creyentes puede ser una buena forma de vivir agradecidos.

Señor, a lo largo de mi vida has puesto personas que me han hecho profundizar mi fe. Gracias, Señor.

Abadia de Montserrat16 de junio de 2022 jueves XI (Sir 48, 1-15)

15 de junio de 2022 miércoles XI (2R 2, 1.6-14)

El texto de hoy nos describe cómo Elías fue llevado al cielo, y cómo Eliseo hereda el carisma profético de Elías. ¿Te parece que a tu alrededor hay quien ha heredado el carisma profético?

Ruega por él, porque con su vida nos ayude a vivir de acuerdo con el querer de Dios.

Abadia de Montserrat15 de junio de 2022 miércoles XI (2R 2, 1.6-14)

14 de junio de 2022 martes XI (1R 21, 17-29)

Hoy vemos una acción típica de los profetas. Elías, inspirado por Dios, anuncia a Ajab su futuro por la maldad que ha cometido contra Nabot. Ajab, ante la palabra del profeta, cambia de actitud: «rasgó sus vestiduras, se echó un sayal sobre el cuerpo y ayunó. Con el sayal puesto se acostaba y andaba pesadamente». La palabra del profeta lo había convertido. ¿Qué debo hacer si he eliminado de mi corazón a alguien que me es prójimo?

Señor, que resuene en mí la voz del que proféticamente me hace ver mi pecado, y tenga el coraje de convertirme.

Abadia de Montserrat14 de junio de 2022 martes XI (1R 21, 17-29)

13 de junio de 2022 lunes XI (1R 21, 1-16)

Ajab, el rey, desea ampliar las dependencias de su palacio y quiere, comprar o permutar, la viña que tiene Nabot tocando el palacio. Este se niega y contraría el rey. La reina, conocedora del hecho, trama una falsa acusación contra Nabot, del tal modo que éste es condenado a muerte. Eliminado el obstáculo, Ajab se queda con la viña. ¡Cuántas veces el deseo de expansión, de crecimiento del rico mata el pobre que casi no tiene nada! Hay muchas maneras de reaccionar ante la contrariedad a un plan que nos interesa. ¿Cómo reaccionamos si no lo conseguimos? A veces retirar el saludo a una persona porque te ha contrariado, es una manera de eliminarla de tu vida, un modo de matarla. ¿Lo has hecho esto?

Señor, que sepa ser siempre hermano de mi prójimo.

Abadia de Montserrat13 de junio de 2022 lunes XI (1R 21, 1-16)

12 de junio de 2022 Domingo La Santísima Trinidad (Pr 8, 22-31)

Las primeras palabras del texto nos pueden orientar sobre la forma como hemos acercarnos al misterio de Dios: «Esto dice la Sabiduría de Dios: «El Señor me creó al principio de sus tareas, al comienzo de sus obras antiquísimas. En un tiempo remoto fui formada, antes de que la tierra existiera». Podemos tener la tentación de pensar que lo que no se puede tocar no vale; en cambio la Sabiduría es una realidad que va más allá de todo intento de querer cosificar la fe en Dios. Hoy tenemos una invitación a contemplar el misterio de Dios. Calla. Mira. Acepta. Disfruta.

Señor que tu Sabiduría impregne mi alma.

Abadia de Montserrat12 de junio de 2022 Domingo La Santísima Trinidad (Pr 8, 22-31)

11 de junio de 2022 Sábado St. Bernabé, apóstol (Ac 11, 21b-26; 13, 1-3)

El libro de los Hechos nos relata que Bernabé fue enviado por la comunidad de Jerusalén a Antioquía. «Al llegar y ver la acción de la gracia de Dios, se alegró mucho, y exhortaba a todos a seguir unidos al Señor con todo empeño»; posiblemente nosotros hemos visto al Espíritu en muchas personas; ¿nos alegramos?

Señor, bendice a todos aquellos que trabajan por el amor y la unidad de las comunidades que te quieren servir.

Abadia de Montserrat11 de junio de 2022 Sábado St. Bernabé, apóstol (Ac 11, 21b-26; 13, 1-3)

10 de junio de 2022 Viernes X (1R 19, 9a.11-16)

El profeta Elías tuvo una vida impregnada de hechos que hoy llamaríamos impactantes. Su obediencia a Dios es impresionante porque nunca se echó atrás, aunque, a veces, podía significar un riesgo para su vida. Ardía «en celo por el Señor, Dios del universo». Pero lo que es importante de la lectura es que Dios da a conocer su presencia no a través de un viento, o de un terremoto, o de un fuego, es decir, de formas impactantes, sino por medio de «el susurro de una brisa suave». Hoy también se hace presente Dios a los creyentes; reconocer su presencia es muy importante. A la luz de la experiencia del profeta Elías, ¿qué indicios nos pueden ayudar a reconocer la presencia de Dios?

Señor, busco tu presencia; dame la percepción que tuvo Elías.

Abadia de Montserrat10 de junio de 2022 Viernes X (1R 19, 9a.11-16)

9 de junio de 2022 Jueves X (1R 18, 41-46)

Elías después de demostrar que él era un auténtico profeta y desenmascarar a los falsos profetas de Baal, le vemos hoy intercediendo por la lluvia. ¿Rezamos a menudo al Señor, no por un bien particular, sino por las necesidades de nuestro pueblo?

Compadécete, Señor, compadécete; tenemos tanta necesidad de tu bien.

Abadia de Montserrat9 de junio de 2022 Jueves X (1R 18, 41-46)

8 de junio de 2022 Miércoles X (1R 18, 20-39)

El relato del libro de los Reyes nos dice que Ajab reunió el pueblo y los profetas de Baal que eran 450; en cambio, profetas de Yahvé sólo quedaba Elías. La desproporción era muy grande, pero el profeta Elías demuestra ante el pueblo que en el sacrificio de un ternero sólo acierta él, a pesar de que la víctima había sido abundantemente mojada. Los profetas de Baal hicieron el ridículo. Elías antes de orar a Dios que encienda el fuego para el sacrificio hace esta oración: «Respóndeme, Señor, respóndeme, para que este pueblo sepa que tú, Señor, eres Dios y que has convertido sus corazones».

¿Por qué no hacemos nuestra esta oración y la repetimos a menudo?

Abadia de Montserrat8 de junio de 2022 Miércoles X (1R 18, 20-39)

7 de junio de 2022 Martes X del tiempo ordinario (1R 17, 7-16)

La sequía ha afectado a todo el país. El profeta Elías ha escuchado al Señor y le pide que se traslade a Sarepta para que allí una viuda lo mantenga. Lo hace así y en la entrada del pueblo encuentra a la viuda y le pide lo que entonces debía ser el valor más precioso: el agua; y cuando la mujer se la iba llevar le pide también de comer; la mujer le confiesa su pobreza extrema; sólo le queda «un puñado de harina en la orza y un poco de aceite en la alcuza» para ella y su hijo. Pero la mujer es capaz de confiar en Elías cuando le dice: «antes prepárame con la harina una pequeña torta y tráemela. Para ti y tu hijo lo harás después». La historia de hoy se acaba con este comentario: «Por mucho tiempo la orza de harina no se vació ni la alcuza de aceite se agotó» ¿Qué habrías hecho si te encontraras en el lugar de la viuda? ¿Y por qué no te pones en el lugar de Dios, y tatas de que al menos una persona pobre tenga asegurada la subsistencia de ella y su familia?

Señor, quisiera ser generoso, dame el coraje de serlo como la viuda de Sarepta.

Abadia de Montserrat7 de junio de 2022 Martes X del tiempo ordinario (1R 17, 7-16)

6 de junio de 2022 Lunes Bienaventurada Virgen María, Mare de la Iglesia (Ac 1, 12-14)

El texto describe el día de Pentecostés: los apóstoles comenzaron a expresarse en varias lenguas y nos dice que gente proveniente de todas partes: «quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma», pero lo verdaderamente importante es la afirmación final del relato: «cada uno los oímos hablar de las grandezas de Dios en nuestra propia lengua». Este es uno de los distintivos de aquellos que son poseídos por el Espíritu Santo: proclama las grandezas de Dios.

Gracias por las maravillas que haces a todos los hombres y mujeres; que cada uno de nosotros seamos, al menos, una chispa de tu luz.

Abadia de Montserrat6 de junio de 2022 Lunes Bienaventurada Virgen María, Mare de la Iglesia (Ac 1, 12-14)

5 de junio de 2022 Domingo de Pentecostés (Ac 2, 1-11)

El texto describe el día de Pentecostés: los apóstoles comenzaron a expresarse en varias lenguas y nos dice que gente proveniente de todas partes: «quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma», pero lo verdaderamente importante es la afirmación final del relato: «cada uno los oímos hablar de las grandezas de Dios en nuestra propia lengua». Este es uno de los distintivos de aquellos que son poseídos por el Espíritu Santo: proclama las grandezas de Dios.

Gracias por las maravillas que haces a todos los hombres y mujeres; que cada uno de nosotros seamos, al menos, una chispa de tu luz.

Abadia de Montserrat5 de junio de 2022 Domingo de Pentecostés (Ac 2, 1-11)

4 de junio de 2022 Sábado VII Pascua (Ac 28, 16-20.30-31)

La última lectura de los Hechos de los Apóstoles nos dice que: «Cuando llegamos a Roma, le permitieron a Pablo vivir por su cuenta en una casa, con un soldado que lo vigilaba… Permaneció allí un bienio completo en una casa alquilada, recibiendo a todos los que acudían a verlo, predicándoles el reino de Dios y enseñando lo que se refiere al Señor Jesucristo con toda libertad, sin estorbos». Pablo, prisionero, no para de predicar; y nosotros, ¿qué hacemos? Incluso los que estamos impedidos, como nos lo hace ver Pablo, podemos anunciar la Buena Nueva. ¿Qué más me hace falta?

Señor, dame la fuerza y el coraje de Pablo. Hoy pídelo esto tantas veces como puedas.

Abadia de Montserrat4 de junio de 2022 Sábado VII Pascua (Ac 28, 16-20.30-31)

3 de junio de 2022 Viernes VII Pascua (Ac 25, 13-21)

Festo explica al rey Agripa y a Berenice el caso de Pablo que, prisionero porque ha apelado al César como ciudadano romano, es acusado de: «ciertas discusiones acerca de su propia religión y de un tal Jesús, ya muerto, que Pablo sostiene que está vivo». ¿Crees que hoy habría mucha gente no creyente que tiene claro que el núcleo de la fe en Jesús es precisamente el hecho de la resurrección?

Señor, dame una fe transparente, profunda y clara; y que yo tenga la fuerza de vivirla sinceramente.

Abadia de Montserrat3 de junio de 2022 Viernes VII Pascua (Ac 25, 13-21)

2 de junio de 2022 Jueves VII Pascua (Ac 22, 30; 23, 6-11)

El relato de hoy nos hace ver que Pablo era hábil a la hora de defenderse. Así nos dice que: «Pablo sabía que una parte del Sanedrín eran fariseos y otra saduceos». Y por ello plantea su fe en la resurrección de los muertos; lo que provoca una discusión muy enconada, dividiendo la asamblea que lo acusaba. De tal modo que el tribuno se vio obligado a proteger Pablo. Pero también conviene subrayar las últimas palabras del texto de hoy: «La noche siguiente, el Señor se le presentó y le dijo: – «¡Animo! Lo mismo que has dado testimonio en Jerusalén de lo que a mí se refiere, tienes que darlo en Roma». ¿El Señor te podría decir también que tengas coraje, porque el testimonio que has dado hasta ahora, deberás darlo en otro lugar?

Perdóname, Señor, por las veces que he sido cobarde para dar testimonio de mi fe.

Abadia de Montserrat2 de junio de 2022 Jueves VII Pascua (Ac 22, 30; 23, 6-11)

1 de junio de 2022 Miércoles VII Pascua (Ac 20, 28-38)

Pablo se despide de los sacerdotes de la comunidad de los efesios. Siempre las despedidas son emotivas cuando ha habido verdadero amor; en este relato, por ejemplo, nos dice que: «Cuando terminó de hablar, se puso de rodillas y oró con todos. Entonces todos comenzaron a llorar y, echándose al cuello de Pablo, lo besaban…» Cuando nosotros nos despedimos de alguna institución o de algún trabajo, ¿hacemos como Pablo que, arrodillado, ruega con quienes han sido sus colaboradores hasta entonces? 

Señor, acuérdate de todos aquellos que en algún momento han caminado conmigo.

Abadia de Montserrat1 de junio de 2022 Miércoles VII Pascua (Ac 20, 28-38)

31 de mayo de 2022 Martes La Visitación de la Virgen María (So 3, 14-18)

Un aroma desprende el texto de Sofonías: la emoción de la alegría; pero todavía es más intenso cuando leemos este texto pensando en la celebración de hoy: María que ya lleva en las entrañas el anuncio de su maternidad, visita a su prima mucho más avanzada en su gestación. Es una alegría que se comunica, pero también es la experiencia que trasciende la persona. Cuando miramos a María, sabemos cómo es de verdad el texto que leemos: «El Señor tu Dios está en medio de ti». Esto es lo que le dice Isabel, pero eso es lo que también decimos nosotros en la Iglesia. Nosotros podemos ver en María la gracia que Dios le ha hecho, pero también, dado que María es figura de la Iglesia, también descubrimos la gracia con que Dios nos ha bendecido a cada uno de nosotros cuando participamos, estamos en comunión y descubrimos que el Dios que se ha hecho como nosotros es la entraña de nuestra vida, de nuestra comunidad. ¿Estamos contentos de esta maravilla que ha obrado Dios?

Señor, que mi fe no sólo sea para mí el motivo de mi gozo, sino que la alegría de mi vida ilumine a quienes viven a oscuras.

Abadia de Montserrat31 de mayo de 2022 Martes La Visitación de la Virgen María (So 3, 14-18)