26 de julio de 2020 – Domingo de la XVII semana

1 Reyes 3:5.7-12

Todos asociamos la figura de Salomón con la de un hombre extraordinariamente sabio, espléndido, con una vida exuberantemente rica. Pero, ¿qué pidió al comienzo de su reinado? «Concede, pues, a tu siervo, un corazón atento para juzgar a tu pueblo y discernir entre el bien y el mal». Cuando te diriges al Señor para pedir que te ayude en tus responsabilidades, ¿usas el criterio de Salomón?

Señor, dame la gracia y la sabiduría del discernimiento.

Anton Gordillo26 de julio de 2020 – Domingo de la XVII semana