8 junio 2020 – Lunes de la X semana

1 Reyes 17:1-6

El texto del libro de los Reyes, que hoy la Iglesia nos propone reflexionar, nos presenta a Elías que le comunica al rey Ajab que: «no habrá en estos años rocío ni lluvia si no

es por la palabra de mi boca». No se trata de una decisión caprichosa del profeta, sino que viene como consecuencia de que el rey se había alejado del Señor; vivía de hecho en la situación de un ateísmo práctico. El profeta le viene a decir que, ya que Yahvé no existe para el rey, el profeta le hará sentir la no existencia de Dios y sus consecuencias. En el mundo actual vemos como hay en muchos lugares este ateísmo práctico, similar al practicado por el rey Ajab. ¿Podríamos hacer algo similar a lo del profeta Elías, en el sentido de hacer ver que sin Dios no se va a ninguna parte?

Señor, muéstrame qué puedo hacer a los que no os conocen.

Anton Gordillo8 junio 2020 – Lunes de la X semana