6 de febrero de 2019 Miércoles IV Heb 12, 4-7.11-15

¿Cuando lees lo que hoy te dice la carta a los hebreos: «Hijo mío, no rechaces la corrección del Señor, ni te desanimes por su reprensión; porque el
Señor reprende a los que ama y castiga a sus hijos preferidos», tienes la impresión de que esto es una buena manera para vivir en profundidad la fe? Como quieres ser tratado? ¿Por qué hay que sufrir, como afirma hoy la carta a los hebreos?
Señor, que, cuando me desafíes, tenga lucidez porque me dé cuenta de que me quieres.

admin6 de febrero de 2019 Miércoles IV Heb 12, 4-7.11-15