5 de junio de 2019 Miércoles VII Pascua Hch 20, 28-38

Pablo se despide de los sacerdotes de la comunidad de los efesios. Siempre las despedidas son emotivos cuando ha habido verdadero amor; en este relato, por ejemplo, nos dice que: «Cuando terminó de hablar, se pusieron todos de rodillas, y rezó. Se echaron a llorar y, abrazando a Pablo, lo besaban… » Cuando nosotros nos despedimos de alguna institución o de algún trabajo, ¿hacemos como Pablo que, arrodillado, ruega con quienes han sido sus colaboradores hasta entonces?
Señor, acuérdate de todos aquellos que en algún momento han caminado conmigo.

admin5 de junio de 2019 Miércoles VII Pascua Hch 20, 28-38