4 de febrero de 2019 Lunes IV Heb 11, 32-40

La fe ha hecho posible que haya habido hombres y mujeres, como se menciona en el Antiguo Testamento, que hayan sido capaces de realizar proezas extraordinarias, maravillosas y heroicas. Pero, al terminar el texto de hoy, afirma: «ninguno de ellos llegó a poseer las promesas, porque Dios… no quería que ellos las obtuvieran sin nosotros».
Señor, ¿por qué tienes esa paciencia con nosotros? ¿Qué debo hacer para vivir Tus promesas?

admin4 de febrero de 2019 Lunes IV Heb 11, 32-40