30 de agosto de 2020 – Domingo de la XXII semana

Jeremías 20:7-9

La lectura del profeta Jeremías describe, a grandes rasgos, las consecuencias de ser fiel a la llamada de Dios. Si no le importa constatar que «me he dejado seducir» por el Señor; también vive la experiencia de este dejarse seducir, porque: «He sido a diario el hazmerreír, todo el mundo se burlaba de mí». ¿Cuando ves que tu fe es motivo de escarnios y de burlas, como reaccionas?

Señor, que en mi corazón sienta lo que sintió Jeremías: un fuego que quema, un incendio dentro mis huesos.

Anton Gordillo30 de agosto de 2020 – Domingo de la XXII semana