29 de enero de 2019 Martes III Heb 10, 1-10

Conviene que no nos olvidemos lo que dice al final la lectura de hoy: «Y conforme a esa voluntad todos quedamos santificados por la oblación de cuerpo de Jesucristo, hecha una vez para siempre». La vida de Jesús es la que nos libera; ahora bien, ¿te has dado cuenta de que es fundamental que el mismo Jesús se propusiera hacer la voluntad de Dios? En tu opinión, ¿en qué consiste hacer esta voluntad? Y tú, ¿qué haces?
Aquí estoy, Dios mío, quiero hacer tu voluntad.

admin29 de enero de 2019 Martes III Heb 10, 1-10