27 de febrero de 2019 Miércoles VII Sir 4, 12-22

Hoy el texto nos ofrece este principio: «Dedicarse a la sabiduría es como oficiar en el Santuario; Dios ama a los que aman la sabiduría». El Santuario de que habla se refiere al lugar donde Dios se manifiesta especialmente, el lugar santo, el lugar de la comunión con Dios. La sabiduría es, pues, penetrar en el corazón de Dios. ¡Qué importante es saber vivir en la sabiduría de Dios, pues así se descubre el amor de Dios!
A lo largo del día vete diciendo: Dios ama a los que aman la sabiduría. ¡Señor, yo quiero ser de estos!

admin27 de febrero de 2019 Miércoles VII Sir 4, 12-22