21 de febrero de 2019 Jueves VI Gén 9, 1-13

El diluvio significó la destrucción del mal que había en la tierra; después del diluvio, Dios vuelve a renovar su alianza, su confianza en el hombre, y se compromete: « el diluvio no volverá a destruir criatura alguna…». Al final del texto de hoy, dice Dios: Esta es «la señal de la alianza que establezco con vosotros … pondré mi arco en el cielo, como señal de mi pacto con la tierra». Este arco en las nubes muchos entienden que se trata del arco iris, que también conocemos por el arco iris; pero lo que significa es que Dios deja a los hombres un signo de su presencia, para que los hombres no volvemos a actuar prescindiendo de Dios; es, pues, un recordatorio de que tenemos Dios y que debemos respetar su creación. ¿Consideras que ahora respetamos la creación?
Señor, que siempre recordemos que todo es obra de tus manos y que por eso lo tenemos que respetar y amar.

admin21 de febrero de 2019 Jueves VI Gén 9, 1-13