30 de agosto de 2022 Martes XXII (1Co 2, 10b-16)

Pablo es muy claro cuando dice: «el hombre natural no capta lo que es propio del Espíritu de Dios, le parece una necedad; no es capaz de percibirlo, porque sólo se puede juzgar con el criterio del Espíritu». ¿Cómo podríamos distinguir entre los criterios estrictamente humanos, y los del Espíritu?

Señor, que sea limpio de corazón, y tenga la sabiduría del Espíritu.

Abadia de Montserrat30 de agosto de 2022 Martes XXII (1Co 2, 10b-16)