5 de septiembre de 2021 Domingo XXIII

Is 35, 4-7a

Parece que las palabras de Isaías: «Decid a los inquietos: «Sed fuertes, no temáis. ¡He aquí vuestro Dios! Llega el desquite, la retribución de Dios». Eran para alentar a los que vivían el trance del exilio. Hoy nosotros no vivimos un exilio físico, pero quizás a más de uno no le importaría decir que vivimos en un exilio moral, en este mundo tan secularizado. ¿Qué te parece que puede querer decir que Dios viene para hacer justicia? ¿Cómo piensas que es la justicia de Dios?

Señor, que entendamos siempre qué significa la libertad que nos quieres dar.

Abadia de Montserrat5 de septiembre de 2021 Domingo XXIII