19 de agosto de 2021 Jueves XX

Jue 11, 29-39a

Jefté hace una promesa al Señor, si Dios le ayuda a vencer: ofrecer, como don para siempre, el que saliera primero de casa para recibirlo victorioso. Jefté gana la batalla, y la primera que lo recibe es su hija única. A Jefté le duele mucho, y a su hija también; pero son fieles a la palabra dada. Nos puede costar a veces de ser fieles a la palabra dada; pero seremos verdaderamente libres si nos ponemos siempre al servicio de Dios.

Señor, deseo ser coherente a la palabra que ahora dirijo: te amo.

Abadia de Montserrat19 de agosto de 2021 Jueves XX