18 de julio de 2021 Domingo XVI

Jr 23, 1-6

Cuando se tiene la responsabilidad en la guía y, por tanto, en la formación y el crecimiento de una persona o de un grupo de personas, se debería tener presente que, como los pastores con las ovejas, esta misión es para servir a Dios que es, en el fondo, quien nos ha encomendado esta tarea; tanto es así que no nos tenga que decir: «Vosotros dispersasteis mis ovejas y las dejasteis ir sin preocuparos de ellas. Así que voy a pediros cuentas por la maldad de vuestras acciones».

Señor, que todos a los que nos has encomendado responsabilidades dentro de la Iglesia, desde la educación de los hijos hasta las comunidades cristianas, siempre seamos unos dignos servidores tuyos.

Abadia de Montserrat18 de julio de 2021 Domingo XVI