4 de julio de 2021 Domingo XIV

Ez 2,2-5

A veces cuesta mucho escuchar realmente lo que contradice a los impulsos humanos cuando éstos tienden a instalar, a vivir cómodamente, y, a veces, lo justificamos como si fueran convicciones profundas. Pues bien, a esos que contradicen y denuncian esta manera blanda de vivir les llamamos profetas. Pues gracias a ellos podemos volver a descubrir el verdadero camino que nos lleva hacia Dios. Así lo expresa el profeta Ezequiel cuando pone en boca de Dios estas palabras: «a ellos te envío para que les digas: “Esto dice el Señor.” Ellos, te hagan caso o no te hagan caso, pues son un pueblo rebelde, sabrán que hubo un profeta en medio de ellos».

Señor, que no pierda nunca la capacidad de ser sensible a la voz de los que envías y pueda encaminarme hacia Ti.

Abadia de Montserrat4 de julio de 2021 Domingo XIV