16 de junio de 2021 Miércoles XI

2Co 9, 6-11

He aquí una afirmación hecha con sentido común: «El que siembra tacañamente, tacañamente cosechará; el que siembra generosamente, generosamente cosechará». Cuando Pablo dice esto es para exponer una analogía con la vida de los creyentes. Bien es cierto que todos estamos invitados a sembrar la Palabra. Cuando ves un hermano necesitado, ¿tienes presente que Dios ama a los que dan con alegría? Desde este punto de vista, ¿Dios tiene motivos para amarte? ¿Qué haces de tu alegría?

Señor, quiero darte motivos para que estés contento conmigo.

Abadia de Montserrat16 de junio de 2021 Miércoles XI