17 de agosto de 2020 – Lunes de la XX semana

Ezequiel 24:15-24

Con la muerte de la esposa del profeta y su comportamiento que no manifiesta ni luto, ni tristeza, Ezequiel quiere significar que, de modo similar, pasará con Israel (entendida como una esposa para Dios) en relación con el Señor. No habrá duelo por el desamor que continuamente ha manifestado Israel con Dios. ¡Son tan frías las relaciones humanas cuando no hay amor! ¿Nos pasa con alguien eso? ¿Quizás con Dios?

Señor, que el hielo del desamor, no sea como un veneno para mi corazón.

Anton Gordillo17 de agosto de 2020 – Lunes de la XX semana