12 de julio de 2019 Viernes XIV Gén 46, 1-7.28-30

José reencuentra a su padre, se le echa al cuello y llora abrazado a él. Seguramente que nosotros hemos vivido reencuentros bien emocionantes. ¿Qué es lo que lo hace emocionante? ¿Por qué era importante?
Señor, te doy gracias por lo que he vivido, y por lo que he descubierto en el otro y me ha conmovido.

admin12 de julio de 2019 Viernes XIV Gén 46, 1-7.28-30