11 de diciembre de 2020 – Viernes II de adviento

Isaías 48:17-19

La felicidad es un deseo que todos llevamos dentro de nosotros, Isaías nos indica las condiciones para alcanzarla: «Esto dice el Señor, tu libertador, el Santo de Israel: «Yo, el Señor, tu Dios, te instruyo por tu bien, te marco el camino a seguir. Si hubieras atendido a mis mandatos, tu bienestar sería como un río, tu justicia como las olas del mar». ¿Eh, que es fácil así?

Señor, ábreme los oídos del corazón.

Abadia de Montserrat11 de diciembre de 2020 – Viernes II de adviento